Contáctanos

¿Por qué se celebra el Día de la Candelaria y se comen tamales en México?

Es algo que se ha convertido en una tradición nacional: el Día de Reyes (6 de enero) se parte una rosca y, si te sale el muñeco del Niño Dios en ese momento, te toca pagar los tamales el 2 de febrero.

Sin embargo, por más común que esto parezca ahora, la relación entre el Día de la Candelaria y los tamales es el resultado de una fusión cultural ocurrida siglos atrás, en la época de la colonia en México.

¿Por qué se celebra el Día de la Candelaria en México?

Este día tiene un origen “eminentemente católico y recuerda la presentación del Niño Jesús en el templo, y el acto de purificación de la Virgen María después del parto, a 40 días de la Navidad”, explica Roberto Álvarez Manzo, académico de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, según un comunicado de la UNAM.

En una parte de la celebración, se encendían candelas (es decir, velas), lo que tiene relación directa con el nombre del día de festejo.

Desde entonces, la mezcla de culturas comenzó a transformar esta celebración.

Para los mexicas, febrero era la época más seca del año y por ello lo dedicaban a Tláloc y a su esposa Chalchiuhtlicue, ambas deidades vinculadas al agua y a la vida, con el fin de que los cultivos sobrevivieran.

“Se le hacían ofrendas (a ambas deidades) de mazorcas de maíz para la siembra proveniente de la cosecha anterior. Mediante estas ofrendas se iniciaban las peticiones de lluvias que se prolongaban durante la época más seca del año (febrero o, como le decían los mexicas, Atlcahualo, que significa ‘faltan las aguas’) , hasta el mes de Huey tozoztli correspondiente a fines de abril/inicios de mayo”, señala Johanna Broda, del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, en La fiesta de Atlcahualo y el paisaje ritual de la cuenca de México.

Con el proceso de catequización de los españoles, las velas del Día de la Candelaria se fusionaron con las ofrendas de los indígenas para pedir una mejor cosecha.

¿Por qué se comen tamales?

“El maíz es una planta simbólica en nuestro país, un elemento dador de vida que perpetúa las condiciones esenciales de existencia dentro de un orden cosmogónico, por eso era parte de los regalos ofrecidos a las deidades en el inicio de la temporada de siembra”, señala el académico.

Así, la celebración poco a poco combinó los elementos del Día de la Candelaria y las ofrendas agrícolas hasta que se popularizó en el siglo XIX, en el que nació el México independiente.

“Para inicios del siglo pasado, la oportunidad de que la gente conviviera, se uniera y compartiera los alimentos se había generalizado, sobre todo en la parte central de México”, añade Álvarez Manzo.

發佈留言

發佈留言必須填寫的電子郵件地址不會公開。 必填欄位標示為 *